Aunque cambies de color, sigues siendo la misma

Reflexión Democrática

Publicado: 2010-10-28

Mi amigo Daniel Córdova ha decidido ingresar formal y abiertamente a la política y ha decidido hacerlo en el PPC. Ha dicho que ya es hora de renovar la vieja clase política y de convocar a los mejores, a la gente correcta, a los más exitosos, a los más preparados.  Lo ha hecho en momentos en los que el PPC atraviesa por una crisis luego de la derrota en las elecciones municipales. Contrariamente a lo que algunos analistas han señalado, considero que el PPC está en capacidad de reinventarse. Para eso es imprescindible que se realice una reorganización real y profunda, se aprendan las lecciones de éste y anteriores procesos electorales y se renueve de verdad, convocando a los mejores y sumando a los independientes. ¿Será capaz de lograrlo? ¿Sus viejos militantes lo permitirán? ¿Se animarán exitosos empresarios o renombrados académicos a participar en la vida política, poniendo en riesgo su trayectoria, sus negocios y su carrera por nuestro país? ¿Habrá desprendimiento, apoyo y compromiso social con el Perú o dejaremos en manos de los peores -como casi siempre- el destino político de nuestra patria? De las decisiones de la clase dirigente, de los convocados y de las que adopten en los partidos políticos en las próximas semanas depende, en gran medida, el futuro inmediato de la política peruana.

En forma paralela a la incursión de Daniel en el PPC y luego de mi campaña a la Alcaldía de San Isidro yo había hecho una reflexión sobre la posibilidad de que los liberales conformen un Frente Político, donde Adelante, el PPC, los ex integrantes del Movimiento Libertad y los independientes ocupasen el espacio político que le diese la batalla a la fuerza socialista o de izquierda que Susana Villarán ha sabido resucitar con el apoyo de Nano Guerra García y otros colaboradores. Ese centro-izquierda que ha ganado la Alcaldía de Lima y que participará con fuerza en las elecciones presidenciales y congresales del año entrante podría tener un contrapeso político que yo pienso que Adelante, el PPC y los liberales están llamados a representar. Por las coincidencias ideológicas con Rafael Belaunde, insistí con Daniel en que participe en Adelante, sin embargo él ya tenía un compromiso con el PPC. Esto, sin embargo, no es óbice para que si prospera el proyecto de Daniel Córdova al interior del PPC, se conforme un Frente Amplio que, con más inteligencia y menos soberbia, replique -en términos de alianza- lo que Acción Popular, el PPC y el Movimiento Libertad hicieron en las elecciones de 1990.

Me alegra que Rafael Belaunde participe activamente en la próxima campaña y me entusiasma ver a Daniel Córdova decidido a hacerlo. Es positivo que ellos y gente como Mercedes Araoz y Nano Guerra García también lo hagan. Si los mencionados logran ser los candidatos presidenciales el año entrante habremos elevado notablemente el nivel de la política peruana. Si, además, son capaces de liderar listas parlamentarias con gente de primera y tienen éxito en las elecciones, habremos logrado encaminar a nuestro país por el sendero del desarrollo y el progreso.

Si Mario Vargas Llosa constatara personalmente los esfuerzos que venimos realizando para hacer posible que la clase política peruana realmente mejore y para que el compromiso de los más privilegiados se materialice con su actuación política pública, estoy seguro que impulsaría con entusiasmo este proyecto. Si, además, las ideas de la libertad política y económica encuentran políticos serios y preparados que las defiendan, no dudo que incluso animaría públicamente a nuestros compatriotas a apoyarlos.

Para que este sueño, el de un país con políticos con nivel (de izquierda moderna o de derecha socialmente responsable) sea posible, es imprescindible comprometer a los medios de comunicación y a la clase dirigente. Un esfuerzo importante pero poco difundido desarrolla Reflexión Democrática, una asociación civil que lleva adelante un proyecto con el objetivo de tener un mejor Congreso. Ese esfuerzo es, sin embargo, insuficiente para asegurarnos mejores parlamentarios.

El Perú requiere una cruzada y el compromiso real de los medios y del Estado para permitir que no sean los más faranduleros ni los más figurettis los que se apoderen primero del escenario electoral y luego del Parlamento Nacional. Es imprescindible que en los medios de comunicación se dé tribuna a quienes aún no aparecen en las encuestas, pero están decididos a participar y cumplen con todos los requisitos para tener un desempeño extraordinario en la política peruana.

Los noticieros -en su mayoría- cargados de sensacionalismo y sangre deberían dar paso a espacios de entrevistas y análisis político donde se permita discutir y conocer temas verdaderamente trascendentes para la vida de los peruanos (como ocurre en Chile). Si los canales de televisión privados de señal abierta no lo hacen, por lo menos el canal del Estado debería cumplir ese rol. Mención aparte y meritoria merece Willax Tv, canal de Internet y de cable que en su corta existencia está cumpliendo con una tarea cívica y democrática que los canales más grandes no realizan.

Mientras se desarrollan estos esfuerzos por renovar la política peruana, en los extremos de espectro político siguen vigentes Ollanta Humala y Keiko Fujimori. Fuerza Social puede consolidar su espacio en la centro-izquierda mientras que en el centro-derecha hay tal dispersión y unos protagonismos que dificultan la formación de un frente. En este escenario, los candidatos favoritos son Fujimori y Toledo (o Castañeda). La hora de las definiciones se acerca y pronto sabremos qué alianzas son las que finalmente se materializarán. El rol que jugarán los líderes políticos, los medios de comunicación, las encuestadoras y la clase dirigente será decisivo.

Creo sinceramente que el pueblo peruano merece algo mejor a lo que ya ha tenido. Elegir entre la propuesta fujimorista y la toledista sería penoso en un país donde por primera vez y con seriedad parece despertar la responsabilidad social (y política) de las personas más preparadas. Espero que el camino iniciado por Daniel Córdova y por Rafael Belaunde por adecentar la política e involucrar a los mejores en ella tenga éxito.

 Daniel Córdova incursiona en la vida política y propone la renovación


Escrito por

morey

Abogado y Media MBA Presidente de Matrix Corporation Editor General de RBC Columnista del Diario Correo


Publicado en

El blog de Luis Alfonso Morey

Análisis y opinión sobre temas de actualidad